Seleccionar página

Un día, un periodista estaba entrevistando al genio Albert Einstein y no se le ocurre otra cosa que decirle: 

 

¿Me podría explicar la teoría de la relatividad?

 

Einstein, con su particular sentido del humor, le dijo: 

 

¿Me puede explicar usted cómo se fríe un huevo?

 

Por supuesto, contestó el periodista.

 

– De acuerdo, ahora hágalo imaginando que no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego.

 

 

 

Este tal Einstein tenía que ser listo.

 

¿Por qué te cuento esta anécdota?

 

Últimamente, a mi parecer, que para mí es el correcto, estoy viendo dos corrientes en gente que sigo a través de sus newsletters.

 

¿En qué consisten?

 

La primero que estoy observando, es que ahora tienes que ir de malote y decir todos los tacos habidos y por haber.

 

 

Soy un puto cabronazo.

 

Si te molesta, jódete cabrón.

 

Me cago en todos porque soy el puto más mejó.

 

 

 Es verdad que está un poco exagerado, pero van de este palo.

 

  

Mi teoría es muy sencilla:

 

Copiar al gran Isra Bravo.

 

Isra es el referente en el mundo del copywriting actual de habla hispana.

 

Te guste, o te guste.

 

Es lo que hay.

 

 

E Isra puede decir que es el puto máster del universo del copy, que si tiene un rabo grande o pequeño, que si folla o no folla, que te jodan…

 

 

Porque todo el que siga a Isra desde hace tiempo, sabe que siempre ha sido igual, y la cosa no parece que le haya ido mal del todo.

 

Veo a varios que por su cabecita deben haber pensado:

 

Si Isra, que ha triunfado cómo la Coca Cola así, pues voy a hacer yo lo mismo.

 

 

Está cojonudo (ya he dicho yo un taco) que quieras copiarle, además él te invita a que lo hagas y te enseña lo qué le ha funcionado.

 

Pero no fuerces, no por decir más tacos, tendrás más seguidores.

 

 

 

La otra corriente que veo.

 

Gente que ha tenido su momento de fama y de gloria, que venían subiditos de ego de serie, y con este éxito que han tenido, ese ego ya se ha disparado hasta el punto de que cualquier día se visten con bistecs de ternera a lo Lady Gaga.

 

Como le ha ido bien porque realmente son buenos en lo suyo, y saben venderse, ahora estás por encima del bien y del mal.

 

O piensas cómo ellos o eres gilipollas.

 

No hay más.

 

 

Hay alguno de esos emails, que yo que no soy Einstein, por más que le haga cuatro pasadas no consigo pillarlos.

 

 

Pero cómo decía el amigo Alberto Einstein…

 

 

cuenta las cosas a tu audiencia de una forma que cualquiera pueda entenderlo.

 

Puedes decir tacos, todos los decimos, puedes ir de Jhon Travolta en Grease, pero hazlo si de verdad eres así.

 

No te creas tan importante, la gente que te sigue, un porcentaje es por ti, pero sobre todo, te siguen por si pueden sacar algo de provecho de ti.

Lo más importante para ellos, son ellos mismos, como no les hables a ellos, la cosa no funcionará.

 

Si tienes dudas si tus textos los puede entender cualquiera, y quieres echarle un ojo juntos, pide tu consulta privada aquí, aquí o aquí.

 

Tu Dr. Pepe Persuasivo.

P.D. Estoy reservando horas para revisar las páginas de ventas la semana del 12 de septiembre, en agosto me piro dos semanitas 😉

error: Content is protected !!